27 de enero de 2011

Las Nuevas tecnologías en los museos

Hola a todos.

En mi opinión, la incorporación de las nuevas tecnologías en los museos, son más prácticas y cumplen con mayor eficacia con su cometido en los museos de ciencia, pues ayudan a la comprensión y asimilación del mensaje y los contenidos. En cuanto a su incorporación en los museos de bellas artes, es más complicado. Acumular recursos electrónicos para explicar algo que es mejor apreciar en la obra concreta, es una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo por parte del emisor y el receptor. La solución pasa por incorporar las nuevas tecnologías solo en casos concretos, amenizar la visita, desconectar por un momento de las cuatro paredes que suponen el museo, y que después de una larga visita a un gran museo a todos nos pasa factura.

La tecnificación de los museos, es algo que cada vez más tiene mayor aceptación, la comodidad de su uso facilita el acceso a la información, si bien es cierto, que como todo, una densificación de los contenidos tecnologícos, puede provocar cierta distracción en el visitante. Pero no podemos negar que en ciertos museos, a la entrada encontramos tal cantidad de información, la cual en la mayoría de los casos, sin estructurar, producen la misma sensación.

Los medios tecnológicos son por tanto, una herramienta explicativa, un complemento al objeto que mostramos, se corre el peligro de hacer más importante la explicación que el objeto, pero sin duda, bien utilizada la tecnología nos abre nuevos caminos en cuanto a difusión de conocimientos se refiere, algo que entronca directamente con una de las funciones principales de los museos, como es la difusión.
Las nuevas tecnologías aplicadas al desarrollo del mensaje expositivo nos ofrece la posibilidad de interactuar con el objeto, conociendo con más profundidad su sentido y valor, ya que por razones de conservación no podemos dar acceso directo a las propias obras. Actualmente podemos tener acceso a reproducciones de gran calidad que nos permiten apreciar las pinceladas, sin necesidad de traspasar las barreras de seguridad, algo que también responde a otra necesidad del museo como es la conservación.

Las nuevas tecnologías ofrecen un mayor desarrollo de las posibilidades del museo, además de hacerlo más accesible a aquellas generaciones que se encuentran más cercanas a la producción digital.

Los recursos de audio y vídeo, me parecen una buena solución, siempre y cuando se usen de manera lógica y mesurada, no podemos estar viendo reportajes de 15 minutos cada 5 obras, porque nadie sería capaz de soportarlo. Sin embargo a la hora de presentar una exposición temporal de temática compleja, si que es una buena manera de introducir al visitante, mediante un vídeo explicativo, para que cuando se entre en contacto con las obras, sean más accesibles.

Su rentabilidad siempre es relativa, para empezar, el museo en pocas ocasiones es rentable, no es una empresa, sino otra cosa. Me parece que es más importante saber si las herramientas son útiles más que rentables, si cumplen con su función o no. Si las cumplen, entonces serán rentables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada